Antigua Estación de Autobuses

El constante tránsito de autobuses, maletas y bolsos ha dado paso a una amplia plaza cubierta, con bancos de descanso, parque infantil y demás juegos en la Antigua Estación de Autobuses de Pamplona.

El interior del edificio, construido en los años 30 del siglo pasado, todavía conserva las tres dársenas bien diferenciadas, habilitadas como zona infantil, juvenil o para todas las edades respectivamente. Las altas columnas que separaban cada dársena todavía permanecen en el lugar y, sobre ellas, las antiquísimas pasarelas metálicas que servían para colocar los equipajes en el techo de los autobuses ahora albergan varios maceteros con plantas ornamentales.

Durante años, cada mediodía durante las fiestas de San Fermín, la estación se llenaba de familias enteras que acompañaban a los gigantes y cabezudos de la ciudad, ya que esa era su “casa”. Hoy en día hacen lo propio en la nueva estación. La antigua infraestructura, que dejó de cumplir su originaria función en 2007, sirve desde 2010 de zona de esparcimiento para mayores y pequeños, con columpios, rocódromo o bancos de descanso. Varios árboles y grandes maceteros con flores hacen del entorno un lugar acogedor, donde todavía puede sentirse el ir y venir de pasajeros que durante décadas inundó los arcenes y ocupó los bancos situados entre cada dársena, hoy todavía presentes.

Descubre otros lugares...