Molino de Caparroso

El río Arga, a su paso por el tramo de la Magdalena, se encuentra con un antiguo e histórico molino de Pamplona, aunque por su aspecto actual parezca lo contrario. A la vera de una pequeña presa y rodeado por la extensa vegetación que abunda en la zona, este edificio empedrado de tres alturas se erige en la orilla izquierda del río. Presenta una apariencia renovada, moderna –con una construcción que sobrevuela el río–, pues ha sido reformado recientemente, pero los muros originales del antiguo molino se conservan a día de hoy y ejercen de base del restaurado edificio. Situado debajo del fortín de San Bartolomé, los orígenes del molino de Caparroso se remontan, según varios escritos de la época, al siglo XI, en un periodo en el que se le conocía como molino de San Miguel y era propiedad del Hospital de Leprosos de la Magdalena. A lo largo de su historia ha cambiado de dueños varias veces, siendo remodelado en numerosas ocasiones y desempeñando multitud de funciones. En la actualidad, pertenece al ayuntamiento de la ciudad, que ha cedido el antiguo molino a la Escuela Municipal de Piragüismo, por lo que suele ser habitual la presencia de piragüistas entrenando en esta parte del cauce del río. El almacén de piraguas se ubica en la planta baja del edificio, en la que se han respetado el conjunto de ruinas del molino original. Las oficinas, vestuarios y cafetería que completan el resto de plantas del bloque han sido añadidos posteriormente, y en un mirador sobre el río se instala un original restaurante.

Descubre otros lugares...