Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra El Baluarte

Frente a las murallas del siglo XVI que cubren la Ciudadela, en una zona de tráfico y movimiento constante, un tosco edificio de aspecto moderno, cubierto por láminas de piedra oscuras, contrasta con el paisaje histórico de la zona. Este bloque de facciones descomunales se levanta en el Primer Ensanche, entre la avenida del Ejército y el Parlamento de la Comunidad Foral. Corresponde con el palacio de Congresos y Auditorio de Navarra. El nombre de ‘El Baluarte’ proviene de su proximidad a la fortificación de la Ciudadela y del hallazgo, durante las obras de su construcción en 2003, de restos del antiguo baluarte de San Antón. Las carencias culturales que presentaba Pamplona en los años noventa del siglo pasado provocaron que el ayuntamiento encargara al arquitecto Patxi Mangado el diseño de este edificio, de 63.000 metros cuadrados, y de la plaza que lo rodea. Los adoquines de esta plaza fueron remodelados posteriormente para hacerlos más transitables. Placas de granito gris oscuro, importadas de Zimbabue, recubren la fachada exterior orientada hacia la Ciudadela, mientras que varios ventanales hacen lo propio con la parte enfocada hacia la plaza empedrada. Un parking subterráneo, dos auditorios –el principal con capacidad para más de 1.500 espectadores–, y varias salas de exposiciones, otorgan a El Baluarte la posibilidad de albergar todo tipo de actos comerciales y culturales.

Descubre otros lugares...