Lugares de Pamplona: paseos

Calle Salsipuedes

La calle más pequeña de Pamplona se encuentra junto a uno de los laterales de la Catedral de Santa María la Real, en la plazuela de San José. En el centro de la sombría plaza, una fuente con cuatro caños, con un acabado ornamental formado por tres farolas, deja fluir el agua de forma constante.

Frente...

Leer todo el contenido

Ciudadela

A pesar de que en la actualidad la Ciudadela se encuentra en pleno centro de Pamplona, durante siglos marcó el límite urbano de la capital navarra, dado que sus fuertes e imponentes muros impidieron la expansión de la ciudad. Construida entre los siglos XI y XII, se trata de una fortificación de carácter militar y de estilo...

Leer todo el contenido

Pasarelas del Arga

Unas pequeñas escaleras descienden desde el paseo del Arga hasta la orilla, donde una plataforma zigzagueante cruza el ancho del río de extremo a extremo, donde unas choperas franquean el acceso a la pequeña infraestructura. El frescor del agua y el ruido que produce al chocar contra los pilares de la estrecha pasarela, junto al trinar de...

Leer todo el contenido

Parque de La Taconera

El segundo pulmón de Pamplona, junto con la Vuelta del Castillo, corresponde con el parque más antiguo y emblemático de la ciudad. Los jardines de La Taconera constituyen una de las zonas de mayor encanto de la capital navarra, por su grandeza y fusión con restos históricos. En los alrededor de 90.000 metros cuadrados de superficie, como si de...
Leer todo el contenido

Plaza de los Fueros

En uno de los extremos de la Vuelta del Castillo, donde la avenida de Zaragoza tropieza con un buen puñado de calles, tres pasadizos subterráneos enladrillados se hunden bajo el suelo pamplonés. Los tres corredores desembocan a los pocos metros en la plaza de los Fueros. Una plaza circular, adoquinada en su interior, sumergida a los pies de la...
Leer todo el contenido